Proyecto

Publicado por MJ Castle

 

Después de unas largas vacaciones, la mayoría de los niños empiezan hoy el colegio . Quien más quien menos, ya sea a nivel personal o por el aumento de vehículos y movimiento a ciertas horas, todos percibimos que el nuevo curso empieza.

Es un buen momento para aprovechar esta segunda oportunidad (la otra sería el comienzo del año) para empezar cosas nuevas o quizás, replantearnos otras que deberíamos acabar o terminar.

El secreto está en no fijarse objetivos demasiado arduos, de esta manera no nos sentiremos defraudados si no los alcanzamos.

Por mi parte, dar a conocer un poquito de todo lo bueno que he aprendido, con algún curso o taller y realizar una vez al mes un encuentro gratuito y abierto a todo el que quiera y realizar una meditación guiada.

Es importante tener objetivos, ya sean pequeños o grandes, incrementan la creatividad, nos hace sentir motivados, en la mayoría de los casos nos hacen interactuar con los demás y relacionarnos. En general todo son ventajas.

Pero a pesar de todo ello, si al final no conseguimos realizar ninguno de ellos, es fundamental no sentirse frustrado. Podemos reflexionar sobre las causas, pero no tenemos que sentirnos culpables. Quizás, simplemente no era el momento, si nos dejamos fluir, la vida sabe perfectamente el camino que debe recorrer.