PERDONAR

Publicado en por MJ Castle

  

SMDTXCA7YP6HVCA2UJ42ACA42HB3KCAFJJTS5CA4I7RB8CAMTXMVMCAT46X.jpg¿Cuántas veces has escuchado la frase “Yo perdono, pero no olvido”?

o quizás sería mejor decir ¿cuántas veces la has pronunciado?

 

Yo también formaba parte de los que pensaban que compaginar los dos verbos era posible, pero estaba equivocada.  

 

Ni perdonaba… ni olvidaba.

 

Era una estratagema, engañándome a mí misma, como si se le pudiera engañar a la vida.

 

Sé que estaba equivocada,   simplemente porque ahora, ya no me duele recordar, comprendo que quien te hace daño, no lo hace con la mera intención de provocar dolor. No sabe hacerlo mejor.

 

Cuando perdonas, o pides perdón, de verdad, con el corazón, te sientes totalmente libre de emociones encontradas y un sentimiento de paz contigo misma,

enfado.jpg 

Cuando te reconcilias con algo o con alguien, significa que ya no te importa lo que ocurrió, olvidaste la causa, has avanzado.

 

Resulta que también nosotros podemos herir a otras personas, casi siempre sin querer, muchas veces, sin tener la más mínima idea de los sentimientos que hemos provocado.

 

Vivimos acelerados, sin pensar en nada y en nadie y tampoco nos paramos a medir nuestras acciones   o   palabras.

 

Si todavía, no has podido olvidar, es porque tu corazón sigue herido.

 

¿Te has parado a pensar que, tú mismo, eres el  más interesado en sanarlo?

 

Piénsalo.  Recapacita. No te aporta absolutamente nada ser tan obstinado.

 

Cuando dañan nuestro corazón, al principio llegan las lágrimas, pero si no tenemos cuidado, es posible que, en muy poco tiempo, el rencor aparezca para sustituirlas.

 PELEA_-1.JPG

Poco a poco y sin darnos casi cuenta, nuestro orgullo crece y crece y nos dejamos engañar por él, creyendo que nos convertiremos en unos perdedores si abrazamos el perdón.

 

Nada más lejos de la realidad.

 

 Perdonar, es apostar para ganar y el premio se traduce, en una inmensa paz, una enorme tranquilidad de espíritu que nos hace sentir livianos, liberándonos de enfermedades y ayudándonos a no perder el rumbo en nuestro camino.

 

Si no aprendemos a perdonar, de corazón, olvidando el dolor que nos produjeron, vivimos siempre estancados, dejando que nos distraigan los pensamientos y emociones.

 

No es tarea fácil, nadie dijo que lo fuera, ni debe de serlo, porque es una parte fundamental de nuestro aprendizaje que una vez asimilado, ya no se olvida.

 

Y si no sabemos perdonar a los demás,

  

  ¿Cómo vamos a poder perdonarnos a nosotros mismos?

 

Podemos empezar, por ejemplo, desterrando la soberbia y la rabia, que muchas veces nos niebla la razón, luego, como dice Any Choying Drolma, en su libro “La canción de la libertad”,

 

 

“Prepárate para lo peor y nunca te rindas".

 

 30440995.jpg

  

Ani Choying Drolma, decidió hacerse monja budista a los diez años, porque no quería casarse, pues ello equivalía a recibir de un marido las palizas que ya le había dado su padre.

 

 Canta mantras y canciones muy tradicionales conectadas con el budismo tibetano y sus conciertos tienen dos objetivos, el primero, de carácter espiritual, al ser canciones sagradas y el segundo recaudar fondos para el mantenimiento de la escuela que creó en Katmandú, Nepal y que se financia básicamente a partir de los conciertos, la venta de los Cds y los donativos.

  8L13LCAP2K81DCA28J3QFCAC75M3JCAPGUM3CCAXXEVAMCA3OV69NCAV8P2

Enla escuela/monasterio, las 53 alumnas,

que viven allí, entre los 7 y los 23 años,

reciben una educación formal, no solo

 religiosa, con el objetivo de que con

 el tiempo se conviertan en maestras de

otros pueblos y religiones, y decidir,

por sí mismas si desean o no la vida monástica.

 

 

 



 



   

  Vale la pena escuchar a Any.

 


 


 

Etiquetado en Reflexiones

Comentar este post

Marta Sanllehí 11/18/2010 11:21


Mª José jo també he perdonat a la persona que em va trencar el cor.

COR TRENCAT

M’HAS TRENCAT EL COR
AL DIR-ME ADÉU,
M’HAS TRENCAT EL COR.
EM FALTA L’AIRE
NO VULL RESPIRAR.
EM FALTA LA VIDA,
VIDA BUIDA
VIDA TRISTA
VIDA SENSE SENTIT.

ELS ULLS PLOREN SENSE FI,
EL COR FERIT PLORA,
PLORA PER TU,
PERQUÈ T’ESTIMO.
SÍ, T’ESTIMO.
T’HE ESTIMAT, T’ESTIMO
I T’ESTIMARÉ PER SEMPRE.
SÉ QUE EL NOSTRE AMOR
NO MORIRÁ.

SENSE TU NO VULL FER CAMÍ
CAP A LA MORT.
SENSE TU NO VULL MORIR,
NI VIURE L’ETERNITAT.
SENSE TU TOT ACABA,
NO PUC PENSAR,
NO PUC SOMNIAR.
SENSE TU NO PUC SER JO,
NO, NO PUC SER.

T’EN VAS
I T’EN PORTES PART MEVA,
PART DEL MEU COR,
PART DE L’ÀNIMA
QUE NO TORNARÉ A TENIR.
SE N’HA ANAT LLUNY DE MI,
I NO PUC RECOPERAR,
SE M’HA ESCAPAT,
SE’N VA LLUNY, BEN LLUNY.

NO TORNARÉ A SENTIR.
SENTIMENTS QUE M’HAS ENSENYAT
SENTIMENTS QUE EM APRÉS,
RECORDS VISCUTS
EN UN MOMENT, EN UN INSTANT
RECORDS DE TOT,
NO QUEDA RES,
TOT S’HA ACABAT. MARTA SANLLEHI
M’HAS TRENCAT EL COR. 01 MARZO 2001