REIKI, un camino para descubrir

Publicado en por MJ Castle

 

REIKI - Sistema Tradicional Japonés

 

Reiki es una palabra compuesta japonesa, rei y ki  se traduce como energía universal.

Tiene aplicaciones tanto para la sanación como para el crecimiento personal y se aplica básicamente mediante la imposición de manos, no implica masaje o manipulación, y en algunas circunstancias puede transmitirse también a distancia. 

Produce, generalmente, una profunda relajación y alivio en el receptor, no tiene efectos colaterales ni causa reacciones indeseables. Funciona igualmente en niños, animales o plantas.

La simplicidad, benignidad y disponibilidad de su aplicación ha hecho que el Reiki sea cada vez más popular en todo el mundo, principalmente como práctica terapéutica holística, aunque sus practicantes también pueden apoyarse en él como práctica espiritual, independientemente de cualquier fe religiosa o ausencia de ella.

 

MIKAO USUIEl método Reiki fue descubierto por Mikao Usui a principios del siglo XX, tras alcanzar  satori (estado máximo de iluminación y plenitud) durante un retiro espiritual, para tratar enfermedades y desequilibrios físicos y mentales. S si bien surgió en un marco conceptual propio de la cultura japonesa, no requiere la adhesión a ninguna clase de fe religiosa, creencia o filosofía.

Usui era un buscador espiritual, monje budista, con una actitud abierta y regeneracionista, que buscaba formas de progreso basadas en una interpretación humanista y abierta de su tradición nacional.

El correcto fluir de la energía vital a través de los siete principales centros de energía de nuestro cuerpo o chakras, es lo que asegura un buen estado de salud en el organismo. 

El mal funcionamiento o bloqueo de la energía en uno o varios chakras sería lo que provoca o agrava el mal estado de salud, dando lugar a trastornos y enfermedades que, finalmente, se reflejan en el cuerpo físico.

El método consiste en dirigir energía reiki principalmente a los centros energéticos del paciente, con el fin de desbloquearlos y potenciar el proceso de recuperación.

Una sesión suele durar una hora aproximadamente y el número dependerá de cada tratamiento aunque es recomendable hacer un mínimo de cuatro. Durante la sesión, el paciente, vestido sin los zapatos, se tumba en una camilla con los ojos cerrados.

El terapeuta va poniendo las manos sobre la cara, cabeza, orejas, cuello... y así bajando hasta los piés, manteniendolas unos minutos.(Las manos no se ponen nunca sobre las zonas íntimas, en caso de necesitar energía, la mano del terapeuta queda a 10/20 cm por encima).  

 Reiki actúa a nivel:

Físico: Dolores, infecciones, lesiones, traumatismos, afecciones de toda clase. 

Mental-Emocional: Estrés, insomnio, malas costumbres, infelicidad, agresividad, etc.

Espiritual: Armonía, equilibrio, sentirse en paz.

Como terapia de soporte a tratamientos médicos, potencia, cicatriza, reestructura, llegando en algunas ocasiones a disolver tumoraciones y, en algunos casos, llega a evitar intervenciones quirúrgicas.

Ayuda a superar los efectos secundarios de la medicación, también en tratamientos de quimioterapia y anestesias.

- Reduce el proceso de recuperación.

- Alivia el dolor.

- Alivia tensiones físicas y mentales, el estrés por acumulación o post-traumático.

- Activa el sistema inmunológico.

- Proporciona paz y aceptación a los enfermos terminales.

- Equilibra e incrementa el bienestar.

- Modifica patrones de conducta.

- Limpia y dinamiza ambientes.

- Favorece la creatividad y la alegría de vivir.

Todo el mundo puede recibir sesiones de Reiki ya que actúa asimismo como preventivo.

El trabajo, la familia, las obligaciones, etc. hacen que nos desestabilicemos y Reiki alivia las tensiones y ayuda a mantener el equilibrio.

 

 

 

 

Ver más: 

 

Etiquetado en Terapias

Comentar este post