Meditaciones con los Arcanos

También se puede meditar con el Tarot de Marsella.

Para ello, utilizamos una carta del tarot (puedes usar esta baraja) y en silencio, o con una música suave que nos ayude a concentrarnos, escogeremos cuidadosamente una carta, que será la que en ese momento nos identifique, sólo tenemos que recitar el mensaje meditando en cada uno de los mensajes que nos da.

 

  Arquetipo del buscador o poeta

 

       0Lemat-r-

 

Mi ser es la fuente de la alegría.

Todas las experiencias de mi vida me conducen a una evolución.

Ni el dolor físico ni el emocional me pueden frenar.

Reconozco el pasado pero no me quedo en él, avanzo con confianza.

Siempre tengo una forma nueva y mejor de vivir la vida.

Por amor, soy capaz de vencer cualquier enfermedad.

Me libero de los viejos conceptos

 

 

Arquetipo del mago interior o del saboteador

1.jpg 

Todas las experiencias nuevas me aportan valor y conocimiento.

 A través de mi ilusión, saco todo mi potencial para conseguir mi objetivo.

 Todo es posible.

 Mi pensamiento atrae mi realidad.

  Todo lo que pienso y siento, lo consigo.

 Yo soy la voluntad divina, actuando en el aquí y ahora en mi trabajo de evolución.

 

Arquetipo del servidor o el manipulador   

2PAPESSE Papisa, Tarot Marsella 

Mis recuerdos son hermosos porque me han servido para aprender y fortalecerme.

 Saco de ellos lo mejor.

Me libero de mi rencor cuando dejo de juzgar lo que me hacen los demás y me sumerjo en mi amor.

El amor me protege del rencor.

Dejo de culpar a los demás ya que son un reflejo de mi interior.

De mí depende la purificación de mis viejas historias creando mi nuevo programa de vida.

 

 

Arquetipo del amor maternal o la madre castrante

3.jpg

 

Me desprendo con alegría del pasado.

Asimilo los buenos momentos que me ofrece cada día.

Me acepto y acepto a los demás desde mi corazón.

La Gran Madre me cuida y me ama tal como yo amo aquello que me rodea.

Yo soy el poder de la visión creativa y amorosa.

 

Arquetipo paterno o el tirano

4

 

Vivo el aquí y ahora.

Pongo orden en mi vida.

Eso que deseo aquí y ahora ya es una realidad.

Yo soy el poder de materializar todo lo que deseo.

  

Arquetipo del profesor o el fanático 

5

 

Escucho con amor lo bueno y agradable.

Acepto el ruido como algo normal.

Me abro a lo nuevo.

Acepto que existen otras realidades.

Soy el poder de unión de mi cuerpo físico con el espíritu celeste.

 

  

Arquetipo del enamorado y la familia.

6

 

 

A todos expreso mi amor.

El amor está en mí, lo acepto y dejo que se exprese.

Procuro elegir con mi corazón.

Yo soy el amor puro creando vibraciones superiores que me ayudan en mi elección.

 

 

Arquetipo del guerrero

7

 

Inspiro la vida en perfecto equilibrio

Estoy a salvo.

Tengo derecho a vivir libre y plenamente.

Confío en el universo, que me traerá el triunfo.

Estoy en perfecta conexión con mi ser superior, atrayendo el éxito.

 

 

Arquetipo del juez o crítico interno

8

 

 

En mi vida obra siempre la recta acción divina.

Los errores sirven para mi crecimiento pues me dan conocimiento.

Todo es perfecto y está bien.

 

 

Arquetipo del sabio interior o el sabiondo  

9

 

 

Con facilidad asimilo lo que necesito saber

y con alegría libero el pasado.

Con facilidad libero lo viejo

y acojo con alegría lo nuevo.

 

 

Arquetipo del confiado o el envidioso. Inercia.

10

 

 

Dentro de mí está el potencial para conseguir todo lo que necesite

pues formo parte del poder creador.

Amo la vida.

Tengo que responsabilizarme de mis asuntos y empezar a cambiar ahora.

Con confianza en mí, atraeré la alegría a mi vida.

Dispongo de todo un océano celeste y terrestre

que me da la fuerza, la guía y la inspiración que necesito en cada momento.

 

Arquetipo de la fuerza interior o la agresividad.  

11

 

 

Sé que la vida se ocupa de todo lo que necesito.

Me amo y me apruebo.

Acepto que los milagros ocurran en mi vida.

Yo soy la fuerza interior

 

Arquetipo del héroe o la víctima 

12

 

Soy uno con la totalidad de la vida.

Pienso con libertad.

  

 

Arquetipo de la muerte y los miedos profundos

13

 

 

Sé valerme por mí mismo y la vida me apoya.

Estoy bien equilibrado y estructurado.

Me relajo y confío en el flujo y reflujo de la vida.

Prefiero amar que temer.

 

Arquetipo del angel salvador

 

14

 

 

Me comunico con alegría y facilidad.

Confío en el proceso de la vida

Estoy a salvo

Compartir es recibir

Yo soy el poder regenerador

  

 

Arquetipo del  payaso o el verdugo.

15

 

 

Elijo decidir en mi vida.

Me acepto tal como soy y me expreso con naturalidad

Me perdono y perdono a quien en su ignorancia me ha perjudicado.

 

 

Arquetipo del maná o el orgulloso. 

16

 

Permito que mi principio sexual obre en mí de modo fácil y feliz

Soy uno con el Universo y con la totalidad

Es bueno saber y crecer y puedo hacerlo confiado

 

 

Arquetipo de la princesa o la seductora. 

17

 

Acepto mi poder femenino y acepto como normales y naturales

todos los procesos de mi cuerpo.

Soy la alegría de la vida que da y recibe en comunión perfecta

Soy una persona única y maravillosa tal como soy

Nace en mí un nuevo programa de amor

 

 

Arquetipo de la bruja buena o mala

18

 

Vivo confiado

Con amor dejo atrás el día y me sumerjo en su sueño tranquilo,

en la seguridad de que el mañana cuidará de sí mismo.

Con amor perdono y libero todo el pasado.

Elijo llenar mi mundo de alegría

Me amo y me acepto.

 

 

 

  Arquetipo del niño interior o el niño herido. 

19

 

Asimilo los nuevos momentos que me ofrece cada día

Todo está bien.

Tengo el poder, la fuerza y el conocimiento para afrontarlo todo.

Cada situación tiene un lado positivo

 

 

 

Arquetipo del ser luminoso

20

El espíritu divino es la estructura de mi vida.

Estoy a salvo.

Por encima de las limitaciones pasadas

me adentro en la libertad del presente

Me siento amado y apoyado.

Sólo creo paz y armonía en mí y a mi alrededor

 

 

 

Arquetipo del hermafrodita

21

 

Me siento a salvo siendo yo.

Cariñosamente me protejo con pensamientos de paz y alegría.

Me abro a las alegrías de la vida

El cuerpo es el reflejo del espíritu y éste siempre es joven

Yo soy uno con la fuente universal de la felicidad.