Meditar con el Tarot de Marsella

      

Existen diferentes formas de meditación, éstas son unas sencillas pautas para que podáis practicar la meditación con el Tarot de Marsella. Para ello, no es necesario que seas un experto, ni tan siquiera que conozcas el significado de las cartas.

 

Diagramme-Camoin W800

 

El Tarot de Marsella nos ayuda a comprender sucesos de nuestro pasado, presente y futuro, a guiarnos hacia la dirección correcta cuando nos encontramos perdidos, y a pronunciar con los labios, las respuestas que nuestro inconsciente guarda bien escondidas.

Pero también puede ayudarnos, a través de la energía vibratoria, a conocer cómo podemos actuar para liberarnos de esas pesadas cargas emocionales, que nos impiden evolucionar y que la mayoría de las veces, se repiten a lo largo de nuestra vida con vivencias similares.

El Tarot, también nos muestra que, dependiendo del momento de nuestras vidas, pertenecemos a un arquetipo, que aunque posee actitudes positivas, también puede reflejar carencias o excesos.

No es necesario que seas un experto ni tan siquiera que conozcas el significado de las cartas. Para meditar, simplemente, necesitas seguir estas sencillas pautas:

Escoge, de todas las cartas, la que tú prefieras, déjate guiar por tu intuición, es posible que la que menos te agrada, sea la que más necesites.

Tienes varias afirmaciones para cada uno de los Arcanos Mayores elegidos, por lo que puedes escoger entre una o todas las afirmaciones que se refieren a la misma carta.

Como siempre que desees hacer cualquier tipo de meditación, busca un lugar tranquilo, donde sepas que durante ese tiempo nadie te molestará. Escoge una música suave y agradable y sentada con los pies apoyados en el suelo, realiza unas tres respiraciones lenta y profundamente. Después, observa los detalles de tu carta, los colores, dibujos, formas, déjate llevar por tu intuición, durante el tiempo que tú decidas.

Procura seguir esta pauta como mínimo una vez al día, durante una semana, tú mismo verás, en poco tiempo el resultado.

La meditación, es la medicina del alma, dale un poco de tu tiempo para curarla.